• QUIENES SOMOS
  • Camino Primitivo Solidario
  • FAIRWAY 2021
  • Inicio
  • keyboard_arrow_right Noticias TV
  • keyboard_arrow_right La catedral de Santiago, a todo color

Noticias TV

La catedral de Santiago, a todo color

admincam 26 de diciembre de 2021


Fondo

La catedral de Santiago, a todo color: No han añadido ni gota de pintura. Parece mentira, pero así es. Los doce años de trabajo realizado por 80 expertos, españoles y venidos desde Harvard, Stanford o Roma, han devuelto al pórtico de la Gloria su fulgor inicial sin sobrepintarlo.

Cuando el maestro Mateo lo culminó, en 1188, los rostros de las más de 100 figuras que lo componen relucían en vivos colores. Era una obra colosal, moderna (por el naturalismo de las esculturas) y sorprendente (la calidad del trabajo era extraordinaria).

El maestro Mateo, que acreditó su autoría con una inscripción en el dintel del tímpano, dirigió durante décadas a un equipo de experimentados escultores, pintores y canteros. Juntos recrearon las figuras del Antiguo y del Nuevo Testamento con Jesucristo en el centro, como eje de la obra y como juez y rey supremo.
Las esculturas de granito policromadas resplandecían con sus vivos colores. Pero el tiempo había rebajado esos fulgores. La obra llevaba a cabo por el Proyecto de Conservación Preventiva y Restauración del Pórtico de la Gloria los ha restituido. Relucen sobre todo las carnaciones –manos, pies y rostros– porque para conseguir el color carne se utilizaba abundante blanco, rico en plomo. Y destacan más porque se colorearon al óleo «siempre con aceite de lino»; de ahí el brillo aceitoso. Estos secretos se desvelan en el libro Pórtico de la Gloria. Una restauración, editado por la Fundación Barrié y Assouline.
Los restauradores han hundido sus lupas y bisturíes hasta los secretos más profundos del pórtico. Y han llegado hasta sus orígenes. Siguiendo el hilo de su granito (se utilizaron tres tipos, uno de grano fino, adecuado para la escultura de detalle, y otros dos de grano grueso, blanco y gris, aptos para los elementos de tipo estructural como los pilares) han llegado hasta las canteras cercanas a Santiago de Compostela que lo suministraron. Una de ellas, en la falda del monte Pedroso, es conocida todavía por el pertinente nombre de ‘Cantería da Catedral’.

LEER MÁS…

FUENTE: EL CORREO

Etiquetado como:.

Publicación anterior