• QUIENES SOMOS
  • Camino Primitivo Solidario
  • FAIRWAY 2021
  • Inicio
  • keyboard_arrow_right Noticias TV
  • keyboard_arrow_right Leyendas, mitos y viejas historias en El Camino Francés

Noticias TV

Leyendas, mitos y viejas historias en El Camino Francés

admincam 22 de noviembre de 2021


Fondo

Leyendas, mitos y viejas historias en El Camino Francés: Como ha sucedido con los caminos de la Historia, forjada a base de las vivencias de sus moradores en las distintas épocas para trazar su cultura y vida, el Camino de Santiago ha perdurado a lo largo de caso dos mil años con sus mágicas historias, leyendas y mitos, que hoy en día siguen más vivos que nunca.

Algunas de ellas inverosímiles, eso sí, pero que han pasado de generación a generación por el boca a boca de sus antiguos moradores y que suponen una de las razones por la que esta Ruta Jacobea se encuentra llena de “espiritualidad”. A todos nos gusta soñar y creernos estas historias que ahora lector, va a disfrutar, con un paseo literario por esas historias que perviven hoy por este Camino Francés a su paso por tierras castellano y leonesas, adentrándonos en tres provincias, Burgos, Palencia y León.

Burgos
Nuestra primera parada nos lleva hasta Belorado, la segunda localidad burgalesa por la que discurre el peregrinaje. Aquí subyace una curiosa leyenda atribuida a San Vítores, patrón de la localidad. Este santo, dicen que fue apresado en su día, allá por el año 800, y que fue decapitado por los sarracenos. Su cabeza caía al suelo y de su cuerpo comenzó a surgir abundante leche y sangre que dieron vida a secos matorrales. La tradición cuenta también que con su propia testa entre sus brazos, siguió predicando hasta convertir a la fe cristiana a sus verdugos.

En el Monasterio de San Juan de Ortega nos espera el milagro de la luz, que se puede disfrutar de él durante los equinoccios de primavera y otoño. Un rayo de sol penetra por una pequeña ojiva abierta en un muro de la iglesia para posarse en uno de sus capiteles recreando el misterio de la Encarnación, dos milenios después. San Juan de Ortega, era conocido como el santo de la fertilidad y a él acudían numerosos matrimonios que no podían tener hijos a buscar el milagro. Hay muchos mitos en relación a este santo como la pareja irlandesa con un hijo mudo que llegó hasta el templo y allí en el sepulcro había unas mujeres ofrendando unas manzanas a San Juan. Al verlas, el niño les pidió una de viva voz.

LEER MÁS…

FUENTE: LA RAZÓN

Etiquetado como:.

Publicación anterior